[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

sábado, 1 de noviembre de 2014

Herbst





"Lo que no te mata te hace más fuerte" dijo ella mientras bebía café. Se lo decía a si misma, representada por este trozo de papel digital, por esta estela de noches sin dormir. Se lo decía mientras, frotando sus pies congelados, decidía escribir sobre cuánto había aprendido este 2014, un 2014 que empezó de la peor manera posible: viendo unas campanadas en alemán por la televisión, deprimida y bebiendo champán sin alcohol. Deprimente.
Debe de reconocer que en el fondo cree que el dolor es estrictamente necesario en la vida para vivirla al 100% y por ello lo disfruta, por ello se tatúa tanto, porqué le encanta ese dolor qué le recuerda que está mutando en una persona nueva y con más historias en su piel. No, no la malinterpretes, no es sadomasoquista, solo cree que la persona se vuelve más pura, más fiel a su esencia cuánto más bajo a caído y más alto se ha levantado.
No, no se cambiaría por nadie con una vida más fácil; por una familia más fácil, por unas historias de amor menos tóxicas, por haber inmigrado a Londres o simplemente haber tenido la suerte de no tener que inmigrar. No quiere que se lo pongan fácil, lo odia.

Le duelen las pequeñas decepciones del día a día. No entiende por qué la gente cambia tanto, no entiende por qué la gente viene y se va, aparece y desaparece, y no lo entiende porqué ella sigue siendo las7y27 allá dónde esté, sigue hablando sin parar y echando de menos a mucha gente pero eso sí, ha dejado de esperarlos/te y sigue su curso, conociendo gente que quiera escuchar sus historias y aconsejando a aquellos que necesitan un oido.