[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

domingo, 29 de mayo de 2011

:)


Me ganaste cuando, mientras hablaba por teléfono, me quitaste una mancha negra que tenía en el ojo. Qué tonteria.

miércoles, 11 de mayo de 2011


Rescato un cachito de una entrada de mi fotolog de 2008.

No Marta, a ti esto no te gusta. No te gusta la realidad. No te gustan las personas de carne y hueso. No te gusta acostarte con un tio y levantarte al día siguiente y verle legañas o verle las ojeras. No, tú no estás preparadas para amores cotidianos de verdad, de los que tienen espinillas y te cogen la mano por la calle. No, ni de esos ni de los que el chico es perfecto y te sonríe.

Qué coño, tú no estás hecha para todo esto. Tú estás hecha para bailar delante de un espejo creyendote la mismisima Beyoncé, para cantar a grito pelado Turnedo como si estuvieses delante de Ivan Ferreiro en lo menos la plaza de las ventas. Tú pequeño yo, estás hecha para soñar, estás hecha de nubes y mentiras. Eres mentirosa y cruel sí, pero también tienes un corazón que solo vive en tu realidad paralela.
Tú, pálida semiadulta, estás hecha para creer en todo lo increible, estás hecha para enamorarte de lo irreal, estás hecha para llorar por lo indefendible. No estás hecha para vivir en la tierra, de eso estoy segura.

Tú,amiga,has visto demasiadas películas, has leído demasiados clásicos románticos, has creído demasiado en un amor que no encontrarías ni en el más recóndito rincón de la tierra, has creido en un amor hecho por/para el marketing, amor con fuegos artificiales y cajas de bombones en forma de corazón, amor de respuestas dulzonas esperables una vez formulada la pregunta, un amor de lágrimas de verdad pero sentimientos de mentira, una historia de amor propia pero que la pueda ver desde la distancia.

Y ahora ¿qué pasa? que vives una historia REAL de amor, en que los tequieros se presuponen verídicos, donde la carne y el hueso son palpables, donde los desayunos son a base de leche de mercadona y gruñidos de recién despertados, donde las sábanas de la cama son tan frías que tiemblas al meterte, que el sexo es real y es sexo sin contemplaciones, sin gemidos de placer ni bobadas, es sexo y punto y encima si te descuidas te quedas preñada.Es amor de presentaciones de rigor a amigos y familia, con cara de boba sonries pensando me cago en vosotros esto no es como en las pelis. Es amor del que después de una discursión te quedas en tu cuarto deprimida y no sales a hacer una cena de amigas monas en la cual luego te emborrachas y te lias con su mejor amigo, aquí, en la realidad, no hay sitio para eso.
Mi mayor desilusión es que sé que esto se podría considerar una relación perfecta dentro del mundo real y que mucha gente daría lo que fuese por vivirla

De incendios y sueños


Hoy he soñado contigo. Y te conocía, por eso sé que era un sueño. Sabías mi nombre, me llamabas para que te ayudara a extinguir un incendio, qué malas pasadas me hace pasar el subconsciente. Sé que tengo un incendio dentro de mí y por eso sueño que eres bombero. Entonces te veo claramente, sí, eres tú, tal y como te imagino y con la voz que nunca he oído que seguro que tienes.
No recuerdo mucho del sueño, solo que habían mensajes subliminales por todas partes. Me desperté más bien jodida, porque todo había sido un sueño y porque seguían ardiendome todos los muebles que llevo dentro.
Y me decidí a hacer algo, porque todo esto no puede ser casualidad.

martes, 10 de mayo de 2011

Qué fácil, qué cobarde


Hoy me he acordado de vosotros. Sobretodo de vosotros dos y de lo fácil que es recurrir a vosotros en los momentos díficiles, en los que una se caga en el amor y en todas esas tonterias. Es muy cobarde agarrarse a lo que hubiera pasado entre nosotros, quien seríamos hoy en día y es muy fácil la respuesta: nada. Seguís intactos en mi memoria:fascinantes, jóvenes, con voces atrayentes e intelectos totalmente provocadores.

Hicisteis que volara, que creyera como se cree en los reyes magos (antes de saber que son los padres), que pensara que en vosotros estaba mi sitio y luego mordí el polvo, pero eso es otro tema. Qué sencillo es creer en una idea, en un espejismo, en que eres Eme la de la canción de los Piratas y considerar que nuestra historia era "única y super especial". Sí, claro, es super fácil pensar eso cuando no os he visto despertaros, ni de mala ostia, ni me habeis presentado a vuestra familia ni os habéis ido conmigo de vacaciones.
Querría veros allí, si seguís siendo tan "guays" como os recuerdo o si sois verdaderos cerdos asquerosos. En el fondo me demostrasteis que lo érais pero bueno, tengo una memoria muy selectiva que os recuerda con cariño, esa suerte habeis tenido que no odio ni con esas.