[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

sábado, 3 de diciembre de 2011

Coincidencias


Sé que eres tú. Me siento tan extraña desde el momento en que te vi en una foto y crucé cuatro palabras contigo...desde entonces sé que vas a jugar un papel importante en mi vida. No sé de que manera, quizás solo seas la tontería más grande en la que crea, quizás seas quien me entienda. No lo sé.
Por ahora solo sé que has vivido siempre a una calle desde donde te escribo, que has pisado las mismas aceras y que nos habremos cruzado en Mercadona mil veces durante todos estos años. Yo te recuerdo, extrañamente, te recuerdo aunque nunca nos presentaran: recuerdo a ese chico alto, rubio, con gorra y cara de serio que iba por ahí con pantalones anchos. Años después te conozco en internet, qué ironía.

Intento creer en las coincidencias, en que hay cosas que son así porque sí sin un motivo oculto, pero es que hemos vivido a una calle toda la vida, hemos estudiado lo mismo y hemos trabajado los dos con adolescentes de reformatorio. Todo es tan...igual? no sé...
Yo intento andar despacio, tu eres paciente y desconfiado, yo soy pólvora, yo solo quiero todo ya, yo solo quiero verte y confirmar qué cojones hay de verdad en todo esto...

sábado, 12 de noviembre de 2011

No me vale cualquier cosa


Muy jodida tengo que estar para pensar día tras día "Hoy necesito escribir en el blog". Luego empiezo una nueva entrada y de repente cualquier distracción de mierda me hace postergarlo, todo menos escuchar mi ruido interior, todo menos llorar, todo menos caer en escribir en este sitio donde cada letra es una derrota, puesto que si estoy aquí escribiendo es porque he fracasado en el intento de ser feliz.

Pero bueno, esto es como una terapia. Hola me llamo Marta y llevo..X sin escribir.
Y ya me he vuelto a distraer y a dejar esto a medias.

viernes, 21 de octubre de 2011

Destroying


Me conociste en un momento muy raro de mi vida. Sí, lo sé, no es excusa para lo que te he hecho. No hay excusa ninguna para besarme con tu amigo, pero, entiéndeme, es la primera vez que hago algo así.
Hace unos meses me echaron las cartas del tarot y aparecía la llegada de un chico que ya conocía, jamás reparé en que serías tú. De repente, un golpe seco, lo dejo con mi novio. Pasan los meses y empiezo a vivirlo todo como si fuera una pelicula. Al principio como una pelicula dramática y lenta luego se convirtió en una pelicula de acción donde cada segundo contaba y donde mi respiración se volvía agitada, subía y bajaba, donde cada momento me detenía el corazón. Y ahí es cuando me di cuenta de que estaba viva, cuando se me paraba el corazón y contigo me paso muchas veces en solo un mes.

Entiéndeme, yo siempre me he portado bien. De repente, un día me di cuenta de que no me importaba lo más mínimo nadie, que solo me importaba yo. Entonces vinieron las noches en la albufera, en la playa bañandonos en ropa interior o durmiendo en tu casa. Te dije " Me da miedo, me siento rara, yo nunca he dejado de rallarme, yo siempre he tenido miedo del futuro, y el no tenerlo ahora, me da miedo". Tu me abrazabas por la espalda y me besabas los hombros, a mi me encantaba. Eras tan duro por fuera y blando por dentro.

Me gustaba levantarme y ver tu brazo tatuado rodeandome, entonces mientras tu dormías yo te miraba los dibujos y me fijaba en los detalles, en las líneas, en los colores. Después me levantaba y me iba, no quería desayunar contigo nunca, me gustaba jugar conmigo misma a que eras solo una persona que vivía en mis noches, así quizás si me engañaba nunca me enamoraría de ti. Conseguí mi propósito pero no sé ni cómo.
Pasaron los días y me agitabas la respiración mil veces al día. Tus abrazos eran como estar en casa.

Y en el mejor momento, en ese en que empiezas a creer que las cosas pueden salir bien, porque sí, porque no tiene que haber siempre un pero y porque creíamos que "pasarlo teta es lo que buscamos en la vida" va y me lo cargo todo. Enfin, solo puedo decir "Marta, espero que de ésta, aprendas"

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Otto el piloto


Hola Otto:
Hace mucho tiempo que no te escribo. Han pasado tres años o más desde que decidí que no existías, que solo vives dentro de un guión, que solo eres la invención de un loco que se inventó un día Los amantes del círculo polar. Un día, cuando debía de ser feliz por tener alguien que me quería pero que no tenía nada que ver contigo pensé, esto debe ser lo que la vida me reserva y los Ottos son para las Anas, y yo me llamo Marta.
Y me despedí de ti, de tu avión y de la posibilidad de que saltaras alguna vez por mi ventana. No, yo tenía a un chico que me quería pero que no se reía de lo torpona que soy sino que le sentaba mal y eso, Marta, era lo que había.

Hoy, que vuelvo a ser libre y que vuelvo a ser en esencia lo que he sido siempre, una enamorada del amor/desamor, una yonki de las emociones fuertes, una forofa del amor platónico e imposible, hoy vuelvo a creer en ti, porque ¿Por qué no?. Voy a buscarte en cada cuerpo, no para amarte, sino para exprimir todas las sensaciones que me puedas dar Otto, para sentir que vivo, que odio y que amo, para sentir que vale la pena seguir creyendo en ti.

sábado, 20 de agosto de 2011

Nostalgia


Te volvería a conocer solo por empezar de nuevo.

viernes, 15 de julio de 2011

Bilbao


Miré a mi alrededor y nada había cambiado. Seguía siendo la misma plaza del metro de Areeta, las mismas tiendas alrededor, los gritos de los niños y los abuelitos en la plaza. Todo estaba como lo dejé hace justo 5 años este mes. Creía que si volvía alguna vez a este sitio no recordaría el camino a tu casa pero no fue así...vivías en la calle de al lado y vi tu casa desde el banco donde me senté.
Todo el tiempo que viví contigo me vino a la cabeza: que me llamaras nire biotzaren zatiko, tu sonrisa de dientes de niño, los chupetones adolescentes, los nervios y las ganas de llegar cuando estaba 8 horas en el bus para verte ycreo que aún recuerdo tu voz y tu acento. Y ahí estaba yo, sentada a 700 kilometros de mi casa en un banco de la plaza que nos había visto pasear, discutir o abrazarnos miles de veces.

He vivido intensamente estos cinco años, quemé todas tus cosas y imaginé que nunca exististe pero tus cenizas nunca se apagaron de hecho con el tiempo se han reavivado hasta el punto de querer saber qué es de tu vida, cosa que siempre me ha dado miedo y he huido tan solo de tu nombre. Pero ya ves, ahí estaba en tu calle, temblando solo de pensar que te podría ver y pensaba lo desastrada que iba vestía y si me reconocerías...qué ridícula me siento escribiendote Mikel, que nunca leeras esto y que nunca volvere a saber de ti...
Después de pasar la tarde en Areeta y no verte (por ¿suerte? ¿desgracia?) cogí el metro y me cogi de la baranda que pensé que más de alguna mañana habrías cogido esa baranda para ir a la uni y seguí paseando por esa ciudad que algún día fue nuestra y ahora es solo tuya.

jueves, 30 de junio de 2011

Maldita mordaza


Siempre me parecieron demasiado complicadas las relaciones entre mujeres y hombres, más que las relaciones, las sutilezas de las relaciones. Creo que sabéis a qué me refiero:las palabras calladas, los mensajes entrelíneas, las miradas furtivas. Soy tan...primitiva y animal para esas cosas...tengo tan poco tacto, tan poco aguante, tan poca paciencia.
No entiendo porque las cosas, en general, tienen que llevar un ritmo predeterminado, todo es lento o todo es rápido con alcohol, no hay tercera opción. No está la opción de dejarte llevar y besar a alguien si te apetece sin miedo, sin pensar en consecuencia, vivir, sentir y luego ya veremos. Funciono tanto por impulsos que llego a pasarlo mal por el simple hecho de cortarme, de ponerme freno, de autocontrolarme, la otra persona es lo de menos, lo de más es que me cuesta tanto entender que no podemos hacer siempre lo que nos apetece...

Enfin, odio el mundo civilizado y los chicos civilizados. Quiero animales. Como yo.

martes, 21 de junio de 2011

El abrazo


Vas sintiendo calor, un calor que te abrasa y lo sientes que va de tus mejillas a tu estómago y ahi se enreda como una trepadora y echa raíces por todo tu cuerpo. Sientes que el fuego va quemarle, tiene que notarlo si está pegado a mí. Apreto más fuerte para no olvidar este abrazo, porque aunque no estoy enamorada de ti quiero que te quedes cerca, muy cerca, tanto que me oigas respirar. Me separo, te miro y no quiero que te vayas así que te vuelvo a abrazar y esta vez me sumerjo en el olor de tu camiseta y sonrío, seguro que si yo fuera chico llevaría esa misma colonia y esa misma camiseta.

Entonces pienso en el tiempo que los seres humanos perdemos buscando alguien que se parezca a nosotros, alguien con quien compartir días y risas y en como vamos dando palos de ciego, probando una y otra persona a ver si es esa pieza de puzzle no que nos falta, pero si que puede encajar con nuestro cuadro.
Vuelvo a la vida real, al momento que por fin nos separamos y nos quedamos mirandonos a los ojos y los desviamos pronto no vaya ser que nos lea el otro que dice nuestra mirada...
Y al final me da igual si todo lo que sentí lo sentiste tú, yo me siento contenta de haberlo sentido, contenta de haber compartido este ratito contigo, contenta de saber que existe alguien como yo.

domingo, 29 de mayo de 2011

:)


Me ganaste cuando, mientras hablaba por teléfono, me quitaste una mancha negra que tenía en el ojo. Qué tonteria.

miércoles, 11 de mayo de 2011


Rescato un cachito de una entrada de mi fotolog de 2008.

No Marta, a ti esto no te gusta. No te gusta la realidad. No te gustan las personas de carne y hueso. No te gusta acostarte con un tio y levantarte al día siguiente y verle legañas o verle las ojeras. No, tú no estás preparadas para amores cotidianos de verdad, de los que tienen espinillas y te cogen la mano por la calle. No, ni de esos ni de los que el chico es perfecto y te sonríe.

Qué coño, tú no estás hecha para todo esto. Tú estás hecha para bailar delante de un espejo creyendote la mismisima Beyoncé, para cantar a grito pelado Turnedo como si estuvieses delante de Ivan Ferreiro en lo menos la plaza de las ventas. Tú pequeño yo, estás hecha para soñar, estás hecha de nubes y mentiras. Eres mentirosa y cruel sí, pero también tienes un corazón que solo vive en tu realidad paralela.
Tú, pálida semiadulta, estás hecha para creer en todo lo increible, estás hecha para enamorarte de lo irreal, estás hecha para llorar por lo indefendible. No estás hecha para vivir en la tierra, de eso estoy segura.

Tú,amiga,has visto demasiadas películas, has leído demasiados clásicos románticos, has creído demasiado en un amor que no encontrarías ni en el más recóndito rincón de la tierra, has creido en un amor hecho por/para el marketing, amor con fuegos artificiales y cajas de bombones en forma de corazón, amor de respuestas dulzonas esperables una vez formulada la pregunta, un amor de lágrimas de verdad pero sentimientos de mentira, una historia de amor propia pero que la pueda ver desde la distancia.

Y ahora ¿qué pasa? que vives una historia REAL de amor, en que los tequieros se presuponen verídicos, donde la carne y el hueso son palpables, donde los desayunos son a base de leche de mercadona y gruñidos de recién despertados, donde las sábanas de la cama son tan frías que tiemblas al meterte, que el sexo es real y es sexo sin contemplaciones, sin gemidos de placer ni bobadas, es sexo y punto y encima si te descuidas te quedas preñada.Es amor de presentaciones de rigor a amigos y familia, con cara de boba sonries pensando me cago en vosotros esto no es como en las pelis. Es amor del que después de una discursión te quedas en tu cuarto deprimida y no sales a hacer una cena de amigas monas en la cual luego te emborrachas y te lias con su mejor amigo, aquí, en la realidad, no hay sitio para eso.
Mi mayor desilusión es que sé que esto se podría considerar una relación perfecta dentro del mundo real y que mucha gente daría lo que fuese por vivirla

De incendios y sueños


Hoy he soñado contigo. Y te conocía, por eso sé que era un sueño. Sabías mi nombre, me llamabas para que te ayudara a extinguir un incendio, qué malas pasadas me hace pasar el subconsciente. Sé que tengo un incendio dentro de mí y por eso sueño que eres bombero. Entonces te veo claramente, sí, eres tú, tal y como te imagino y con la voz que nunca he oído que seguro que tienes.
No recuerdo mucho del sueño, solo que habían mensajes subliminales por todas partes. Me desperté más bien jodida, porque todo había sido un sueño y porque seguían ardiendome todos los muebles que llevo dentro.
Y me decidí a hacer algo, porque todo esto no puede ser casualidad.

martes, 10 de mayo de 2011

Qué fácil, qué cobarde


Hoy me he acordado de vosotros. Sobretodo de vosotros dos y de lo fácil que es recurrir a vosotros en los momentos díficiles, en los que una se caga en el amor y en todas esas tonterias. Es muy cobarde agarrarse a lo que hubiera pasado entre nosotros, quien seríamos hoy en día y es muy fácil la respuesta: nada. Seguís intactos en mi memoria:fascinantes, jóvenes, con voces atrayentes e intelectos totalmente provocadores.

Hicisteis que volara, que creyera como se cree en los reyes magos (antes de saber que son los padres), que pensara que en vosotros estaba mi sitio y luego mordí el polvo, pero eso es otro tema. Qué sencillo es creer en una idea, en un espejismo, en que eres Eme la de la canción de los Piratas y considerar que nuestra historia era "única y super especial". Sí, claro, es super fácil pensar eso cuando no os he visto despertaros, ni de mala ostia, ni me habeis presentado a vuestra familia ni os habéis ido conmigo de vacaciones.
Querría veros allí, si seguís siendo tan "guays" como os recuerdo o si sois verdaderos cerdos asquerosos. En el fondo me demostrasteis que lo érais pero bueno, tengo una memoria muy selectiva que os recuerda con cariño, esa suerte habeis tenido que no odio ni con esas.

domingo, 30 de enero de 2011

Un soplo en el corazón


Hoy he soñado que me despedía de Hector. Que lo besaba, abrazaba y lloraba porque sabía que se iba a morir. Qué bonito soñar con él y qué triste a la vez.
Qué injusto, qué rabia.

sábado, 29 de enero de 2011

Al norte del norte


Esto es para decirte
que aquí está empezando a nevar.
La playa parece un oso
que duerme junto al mar.

Es una extraña mañana
de febrero en Gijón.
Hoy siento mucho más lejos
aquellas noches de calor,
por las noches de calor.

Y esto es para decirte
lo mucho que pienso en ti.
Hay hielo sobre los coches,
¿alguna vez viviste aquí?,
perdona no logro recordar.

Miré por mi ventana,
conozco estas calles tan bien.
Te buscaré con la mente
aunque no te alcance a ver.

Y recordé viendo el muro
algo que un buen día te oí.
Vivo al norte del norte,
hace frío en mi país,
lejos de todo, lejos de ti.

Y si alguna vez te hice daño
en este u otro rincón
quiero que sepas con esto
que no era mi intención,
que si lo era, no eras tú la razón.

Y un día tuve noticias
de un extranjero sin voz,
decía ser tu amante,
y si lo era ¿quién era yo?,
y si lo era ¿quién era yo?

Creo que hablé demasiado,
ahora tengo que salir,
sigue nevando ahí fuera.
Cuídate mucho y sé feliz.
Te quiere ...