[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

lunes, 5 de abril de 2010

Stop!


Estoy harta de que se ponga el sol
de que haga más o menos frío
de que se caigan las hojas de los árboles y vuelvan a salir
de que todo sea tan mecánico
de que mi perro se vuelva a ensuciar una vez lo has lavado
de que vuelvan las alergias one more time
de que sea primavera
de que ayer sea un vago recuerdo
de que mañana sirva para recordar
de que use una talla más o una talla menos
de que me crezca el pelo

Estoy harta de todo lo que implica el tiempo. Stop. Para aquí que prefiero no tener ni frío ni calor una temporada.

lunes, 29 de marzo de 2010

domingo, 14 de febrero de 2010

14 de febrero.


Pasarse el día de San Valentín temblando.
Temblar de miedo.
Me comería todas tus dudas de una y pondría tu contador a cero.
Yo lo tengo a -200 abrazos y bajando.
Y así me hielo de frío.
Y así me muero de ansias. ¿Qué ansias? De hablarte, tocarte, besarte, sentirte.
Pero no debo, no puedo y sí quiero.
Solo espero oir esas dos palabras algún día no muy lejano de tu boca.
Mientras voy dejando un poco de mí en cada uno de los te quieros que no te digo.
Y compongo la canción de amor definitiva, como una sinfonía que te hechize y te enseñe el camino. El camino a mi casa.

domingo, 7 de febrero de 2010


Imaginate en una tela de araña tejida con pasado, miedos y inseguridades, imaginate un espejo donde solo ves tus peores defectos, imaginate que cuando quieres decir sí tu cabeza se tuerce hacia los lados, imagina una cárcel hecha de palabras y una libertad a la que tú misma pones barrotes, imagina un amor tan grande que no te cabe en el pecho, imagina mil planes de futuro, imaginatelos pero no te los imagines mucho porque el principal enemigo de todos ellos eres tú.

Solo yo sé cómo de contradictoria es mi vida, solo yo sé cómo podría ser todo si me mostrara en mi pureza. Solo yo. Ojalá tu también.

sábado, 30 de enero de 2010

El veneno, aún con azúcar, es veneno


Creo que las personas tenemos una mochila a la espalda con todo lo que somos y lo que no somos. Es una mochila vistosa, aunque la intentes ocultar, ruidosa, aunque la intentes silenciar, y sobretodo es tu mochila, aunque intentes colarsela a otro.
Yo en la mía tengo mucho veneno, sí,veneno. Es un veneno heredado, recogido, transmitido e infecto. No lo quiero pero lo tengo.
Este veneno me hace gritar, patalear, llorar hasta deshidratarme y todo porque me siento traicionada, siempre traicionada.

viernes, 22 de enero de 2010

75


Toda la gente admiro está muerta