[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

domingo, 8 de noviembre de 2009

El perdón


Perdona que no me levante pero me pesa demasiado la cabeza y cada uno de los músculos que me sostienen.
Perdona que no te esté mirando con los ojos que te gustan, de verdad que lo siento.
Perdona si te grito y vomito letras y puñales todojunto. Quizás algún día lo haga queriendo pero hoy en día salen en una arcada inconsciente, así que por ello te pido perdón.
Perdona si tengo frío debajo del edredón y te congelo con mis pies helados pero me cuesta tanto entrar en calor...
Perdona si te llamo más de la cuenta o peco de no llamarte, si sonrío demasiado o si lloro en exceso.
Perdona de mis ropas apagadas, el aliento a cerveza o mi paso lúgubre, también por el tedio que me rodea y los caldos que preparé con todo lo que pensaste.
Perdona Papá y Mamá porqué algo debí hacer mal y todo está al revés. Todo es cómo estas pesadillas que se suceden y crees que llega ya el fin pero te espera algo peor en la siguiente secuencia y todo es pellizcarte para despertar.
Perdoname Marta de los 18 años porque desee verte muerta al igual que tus ñoñerías de eterna enamorada, te enterré debajo de la mesa de mi ordenador pero tu espíritu se me aparece en los ojos de la gente y yo intento ignorarlo.
Perdoname Valencia porqué te he escupido demasiadas veces, porqué te he pateado con rabia y he deseado alejarme de ti 192348 veces por día.

Solo quiero la reconciliación del polo norte y el sur, del ayer y el hoy, de la sangre y los sesos.