[Ingredientes: .Insomnio: 50% .Ilusión : 25% .Desilusión: 25%]

jueves, 25 de diciembre de 2008

Autobuses_


Mi medio de transporte preferido es el autobus. Siempre siempre voy en autobus y descarto coger el metro por muy rápido que sea.
Muchas, muchísimas veces voy tranquilamente con la música dirigiendome a la parada del 9 después de trabajar, o del 71 la mayor de las veces y veo que el autobus está a punto de pasar por la parada y yo estoy bastante lejos entonces corro y corro y eso que odio ODIO sinceramente correr, me canso en seguida pero me esfuerzo muchísimo y corro hasta ahogarme y la verdad que pocas veces llego a la parada a tiempo y cuando llego y me subo olvido, nada más sentarme, el esfuerzo que me ha costado subirme en el bus y la recompensa que es no llegar tarde.

Pero la verdad, como decía, es que no llego casi nunca y veo como el bus pasa por mis narices totalmente impasible, orgulloso, frío y ignorante ante mi esfuerzo por llegar a él. Otras veces estoy esperandolo durante horas y cuando lo veo aparecer se me ilumina la cara y le digo muy sonriente ¡Buenos días! al conductor y él me lanza un gruñido. Otras veces, en los días de lluvia, creo que aquel que viene allá lo lejos es mi querido 71 pero cuando está a unos pocos metros veo que es un vulgar 11 y encima pasa por un charco y me moja todo y es un desastre porque aún pasará un tiempo hasta que me pueda poner ropa seca.

Sin embargo, sigo amando los autobuses, siempre, me hacen mil putadas: retrasos, malos humores de los conductores,billetes caros y esperas interminables. Pero me tropiezo mil y una vez con ellos creyendo que el próximo si será el mio y que siempre me llevarán por el camino correcto, el camino que lleva a casa.

Sin embargo, sigo amando amar.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Pildoritas


Llevo varios días extraña de cojones: sensible, pesada, deprimida, catastrofista y no sabía qué coño me pasaba, donde se había metido mi normalidad. Hoy, nada más levantarme lo he entendido todo: llevo una semana y media sin tomarme la pildora porque me da perreria bajar a comprarla y después de 5 años tomandola pues el cuerpo creo yo que ya se ha hecho a esa hormona y ahora que no la tengo se han desatado ahi rayos y centellas.
Ahora que más o menos me imagino que me pasa creo que voy a saber volver a la normalidad o al menos hoy mismo me vuelvo a comprar la pastilla tanto porque debo tomarmela por prescripción médica como porque no me aguanto:)

domingo, 21 de diciembre de 2008

puntoyfinal


Mañana me voy a correr a la playa

High times


Supongo que habrá millones de personas que se han enamorado totalmente y han creído que un dia de estos les rebentaba el corazón de querer y que ese amor o no ha sido correspondido o ha habido mil factores circunstanciales que hacen que te rebiente el corazón pero de vacío. A veces me aferro a eso, a que hay millones de personas que han pasado por esto y que esto no es el final, sin embargo mi espirítu cabezota sigue en lo suyo y aún no quiere hablar de derrota aunque cuando llego a mi casa y todo me da vueltas solo quisiera arrancarme los ojos, el corazón y el sentido del tacto y volver a la comodidad de Nestor y su simpleza, el poder llegarle a querer un 2 dentro del 1 al 10 y no quererte un 1000 a ti.
Y tengo la mayor lucha interior de mi vida. Quiero decirte taaantas cosas y jamás es el momento de decirlas, pero son muchas y son como cuchillos dentro pero saldrán y se convertirán solo en pistolas descargadas, en garabatos en cualquier pupitre de la uni o en una servilleta de macdonalds si es que no me quieres oir. Y si es que no me quieres oir me iré a los viveros me revolcare en el cesped y volveré y ya no tendré cuchillos tendré el corazón lleno de porexpan, que ni siente ni padece.
Pero pronunciar la frase esa me da miedo, decirte que nadie te va querer como te quiero yo oido de mi propia voz será como desvirgar mi orgullo, yo que nunca me he rebajado a nadie me siento tan enganchada que cuando me di cuenta anoche corrí y corrí hasta llegar a mi casa porque no quería pensar, solo quería ahogarme, cansarme, sudar y eso jamás me había pasado, odio correr lo odio con mi vida y ayer lo necesitaba y necesitaba sentir que me faltaba el aire y que se me helaran las mejillas y todo a la vez, necesitaba tener la cabeza ocupada.

Supongo que cuando me dé cuenta de que nada de esto sirve correré todos los días, me iré a la playa y correré con rabia y con furia contra mi misma, correré para ahogarme y morirme de importentcia. Ahora ya no sé si estoy a tiempo de ser Marta la de siemrpe, y no Marta la que últimamente está más a la defensiva que nunca porque ve su autosuficiencia peligrar,porque se le traban las palabras y más cuando lo único que sabe hacer es beber y hacer el gilipollas.
Que ocurra un milagro porque no sé que coño hago con mi vida.

martes, 16 de diciembre de 2008

No más noches así


Ding Dong, las 07y27 minutos en el reloj del comedor de tu casa. Recordaré siempre este momento porque mientras suena esa hora tan familiar para mi miro los marcos de la mesita de noche de la cama de tus padres: tú con un perro, tú y tu abuela dandote un beso, tú en tu comunión, tú en tu micromundo. Y yo me tapo los ojos y pienso que estoy en mi cama mirando al techo pero aquí huele a sabanas, a suavizante y quizás se intuye el olor de alguna antigua colonia femenina escondida en el algodón de tu almohada.
Y los vuelvo a abrir y te veo sobando y quiero que te despiertes para darme un abrazo, solo uno y me callo, bueno no me callo porque ya estoy callada mirando al techo pero sí que me tranquilizo porque no paro de dar vueltas en la cama.
Tu no te enteras de nada pero yo estoy pensando en las consecuencias de todo esto y me imagino de repente una caida monumental de piezas de dominó y quizás esté relacionado con lo que pasará a partir de ahora cuando me ponga las bragas y me pire y no te vuelva a ver en una temporada o jamás mejor. Lo veo venir, jamás será lo mismo, qué coño he hecho, todo se irá a la mierda, blabla, tengo la seguridad de que pasará esto y te miro y me dan ganas de escupirte a la cara pero bueno, no tienes la culpa tú, la culpa la tiene la maldita atracción de mierda que nos envuelve.
Vuelvo a mirar al reloj y ni distingo las letras, de repente todo lo veo borroso, ¿qué coño me pasa?¿estoy llorando?¿yo?¿porque? pero no hay razones realmente, no lloro sino que por debilidad y por cansancio soy incapaz de retenerlas y caen dos o tres lágrimas despistadas que, cómo yo, no saben que coño hacen allí.

Me comería chocolate para celebrarlo, celebrar los nuevos tiempos que ni son peores ni mejores solo diferentes. Celebraría mi confusión cuando me lio con un tío y me doy cuenta de que a los 20 lo que toca es follar y no besar, acariciar, querer. Brindaría con champán por cada amiga mia que se abre de piernas a sus amigos y todo sigue igual luego.
Todo esto lo pensaba mientras me ponía las bragas, me levantaba de la cama, te dejaba dormido y te dejaba una nota, que tú jamás entenderías. "Tengo que dejarte o no voy a llegar. Me gusta cuando duermes y odio madrugar. No tienes porque sentirte mal, te echaré de menos hoy. Marta".

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Vértigo


Cuando todo me da vueltas y me ahogo en mi propia vida suelo tumbarme en la cama y poner alguna canción triste y mirar al techo con ojos que traspasan las toneladas de cemento de mi finca y miran directamente a un cielo estrellado que sé que existe pero que el techo no me deja ver. Suelo cantar en voz bajita la canción mientras mil escalofrios me recorren y liberan toda la materia oscura que guardo tas mi sonrisa perenne, siempre es así, sí.
Me levanto, me mareo, vuelvo a mirar al techo (que deja de ser cielo y vuelve a ser techo de hormigón) y vuelvo a salir a la calle, a congelarme. Últimamente estoy más triste de lo normal, no sé que me pasa y miro hacia adentro y solo veo profundidad y solo veo vértigo, y algo que me pasa y no sé el qué. Y he intentado a cantar una por una casi todas las canciones de elliott smith tumbada en la cama mirando al cielo, y he dejado a Nestor definitivamente (miedo me da decir definitivamente hasta que no llegue el día en que necesite un abrazo fuerte y no recurra, por desgracia, a él).
Y empiezo una espiral horrible, la de apagarme poco a poco sin saber porqué.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Desastre


Eran las 7y32 o eso marcaba el rejoj de Blasco Ibañez y iba yo sola en el autobus. A ratos pensaba la pinta de yonki que debía de tener si me viera desde fuera: el maquillaje corrido haciendo ojeras negras, los ojos rojos de no dormir ni un minuto en 24 horas, el pelo enmarañado, la cara de no entender nada...
Miraba por la ventanilla y dejé de reconocer como propio todo lo que me estaba pasando, la Marta de hoy en día jamás volvería al pasado de esa manera, jamás podría haberle pasado lo que pasó pero realmente en ningún momento pensé en lo que pasó porque no tenía la mayor importancia pero sí que pensé que había perdido el control de mi vida y quise pensar que solo fueron unas horas y que al día siguiente sería todo como siempre. y jamás habría pasado nada.

[5 minutos más tarde] Se suceden las calles: Plaza de Tetúan, Calle de la Paz, Plaza de la Reina, Plaza del Ayuntamiento. Sigo teniendo el cerebro congelado y de repente no recuerdo nada, de repente me imagino una boca que habla y otra que me besa y yo diciendo me dais igual, no os quiero. Y miro para adelante y me va estallar la cabeza de no pensar o de pensar demasiado y creo que se ha detenido el tiempo o es un semáoforo en rojo y pienso que esto es una señal, que el rojo siginifica peligro.
Y pobre Nestor, que le dejado tirado mintiéndole además, ahora ya no va ser lo mismo, mañana mismo le digo que no quiero nada con él ni con nadie porque me explota la cabeza de darle vueltas y el corazón de querer sin condiciones a todos los que me tratan bien y también a los que me tratan mal.

[10 minutos más tarde] Estoy en mi casa. Esta noche he estado con mis amigas bailando, sí, eso diré.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

De la muerte y de ti


Uno de los mejores recuerdos que tengo de mi vida es una noche del año 2004 en unas termas naturales de un pueblo de La Rioja. Yo estaba en un campo de trabajo con jovenes de toda España y habiamos hecho una ruta de 15 kilometros ese día, estabamos rebentados totalmente y había de cenar bocadillo de tortilla de patata, cosa que odio.
Una amiga me dijo que tenía marihuana a saco y que si no me gustaba el bocadillo que le pusiera marihuana que por una parte si te la comías subía mucho y por otra parte disfrazaba el sabor a tortilla. Yo dudé muchísimo, jamás había probado ni los porros ni quería probar jamás ninguna droga pero bueno, todos tomaron y yo tenía hambre pero con sabor a tortilla sabía que acabaría no comiendome el bocadillo. Me puso una cantidad bastante excesiva de marihuana en el bocadillo y me lo comí.
Era de noche y corría el aire, solo recuerdo que era una noche muy clara y que andamos por un sendero que habían focos en el suelo y ahí empezó la paranoia. Todo se magnifico, podía escuchar cada sonido a centenas de metros, cualquier mínimo crujido. Entonces encontramos las termas, eran 3 con temperatura gradual: 40, 35 y 30 grados y una casacada de agua helada.
Entonces todo se hizo más grande, me metí en la de 35 y la tensión, creo, que me bajo muchisimo y empezé a abandonarme a una sensación de total paz interior. Escuchaba a las ranas cantar, un ruido ensordecedor que para una persona normal sería inaudible, la luz de las estrellas me cegaba y recuerdo que había millones o trillones, un chico me empezó a hacer un masaje en la espalda y por unos segundos perdí la noción de donde estaba, solo oía agua, las ranas y el brillo de las estrellas. Pasaron horas así, aunque me tuve que salir y entrar varias veces pues estuve apunto de desmayarme varias veces debido al bajón de tensión que tenía, lo que más recuerdo es que en el tiempo que estuve alli solo pensaba que eso debía ser el nirvana. Luego fue un poco horrible, empezó a llover pero yo no me mojaba, todo el mundo corría pero los que habíamos comido de la sustancia mortal esta nos quedamos parados y vino protección civil y nos metió dentro de una furgoneta y allí vi el lado más chungo de la maria, empezé a tener paranoias brutales quería salir de allí y empezé con una risa tonta, no sé me sentía incapaz de comportarme como una persona normal.

Es una tontería pero recordé este episodio hoy cuando vi un video de Elliott Smith. Sé que suena extraño pero siento algo muy fuerte y muy extraño por Elliott, es una empatía fortísima, es como si cada vez que lo oigo con esa voz tan triste y que parece pedir ayuda a gritos fuese yo quien me oyese y no porque me sienta así sino porque cada vez que lo oigo siento más inevitable su muerte.
Cuando conocí su música, hace unos meses, no sabía que estaba muerto, lo escuchaba, me gustaba, su voz me decía ven, ven, ven a la espiral donde vivo, y yo entraba en ella y lloraba lloraba y lloraba y no sabía porque.
Un día, por internet, descubrí que hacía 5 años un 21 de octubre se clavó un puñal en el corazón, super certero, directo totalmente a la aorta. Y ahí es cuando lo comprendí todo, ahí es cuando me di cuenta de que me sentiría impotente por esto durante mucho tiempo (sí, lo sé, aunque estuviese vivo seguramente jamás lo conocería ni menos le podría ayudar)y que el tono suplicante y los ojos evitativos de elliott me acompañarán durante mucho tiempo.
Elliott hoy en día representa mi parte oculta, la parte triste, mi mitad más deprimida y acabada, que por suerte la tengo bien controlada.
Yo, si él viviera, me pasaba la vida a su lado cogiendole de la mano.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Amor?


Hacia tiempo que no tenía una personita enroscada en mi, hacia realmente tiempo que no acariciaba el pelo a alguien sin pensar que mañana no volvería a verle..
Hacía tiempo que alguien no me tenía en cuenta en sus planes de fin de semana
y por eso
me das pánico total
y creo que acabaré iniciando maniobras de escapismo.
[la ventana es un buen lugar para escapar]

lunes, 24 de noviembre de 2008

Palabras como cuchillos, cuchillos que cortan palabras


-Sabes que creo Nestor? Que tienes un complejo de inferioridad brutal, que no sabes más que hablar de ti y tu pasado mierdoso para tapar tu falta de seguridad en ti mismo, que no quiero que me utilizes como diván humano, que yo tengo mis sentimientos y mis cosas que contar y estoy harta me oyes? harta de que me cuentes tus movidas del pasado y el asco que dabas entocnes para hacerme ver que ahora molas.
Me tienes hartisima. Y no me mires así, y no, no sonrías, tampoco digas que te encanto, estoy diciendolo en serio. Que no te pongas serio así que se te escapa la sonrisita, que si te gusto cuando me enfado?? pues ami NO, odio enfadarme, lo odio me da rabia, no soy tu madre sabes? odio ser tu madre, soy otra persona, que si jamás te habían criticado tanto de una? pues mira, soy la primera, tu también eres la persona que masacro en la segunda semana de conocerle. Que te encanta que te diga todo esto? pero a qué jugamos?! que hablo en serio y no me digas tienes razón, que cambiarás sino sientes como tuyo este discurso, sino te reflejas en lo que te estoy diciendo. Y voy a dejar de hablar porque me estoy cansando, y me empieza a doler la garganta, no te da miedo perderme? mira que tengo peligro de hacer lo que hizo Jose conmigo, un día me llamas y Orange información gratuita e? Joder odio ponerme así, lo siento, me estoy pasando y lo noto en cada silaba que digo pero necesito decirtelo todo. Y ya paro.

(5 min después, en el coche)
-Nestor te pasa algo? estás serio?
-Estoy pensando en todo lo que me has dicho. Joder tia! que no quiero perderte joder, que eres más que una..bueno que ahora eres super importante para mi.
-Si? Demuestramelo...

(Todo esto es totalmente verídico, y totalmente patético)

domingo, 23 de noviembre de 2008

Punto muerto


Últimamente no sé qué estás haciendo pero prefieres no pensarlo, Marta, porque si lo piensas clavarías clavos en todas las puertas de tu casa, desconectarías el móvil por unos meses y te quedarías mirando al techo intentando buscar la decisión correcta, y aún así, no serviría de nada, porque tienes la maraña de la soledad en cada una de las puertas y porque abrirlas todas de golpe es lo que más te está llenando y lo que ( sin que tú sepas) más frío te puede calar.
Entonces tiras pa alante sin reflexionar, un beso por aquí y una mirada por allá, unos ojos azules y unos verdes, y diez mil pares de ojos en el aire queriendo verlos a todos junto a ti, y tus amigas te dan palmaditas en la espalda y tu te crees una campeona porque puedes con todo/s, no te quejes siempre tienes al que quieres te dicen y tú piensas sino sé al que quiero ¿cómo lo voy a tener? Pero esta es tu vida, es giros de 360 grados cada 48 horas, es un te quiero y un te odio constante, cambios de humor y euforía, y volvemos a vivirlo todo a bocanadas, con la mala suerte de atragantarme con tanto aire.

Volvamos al punto inicial: volvamos a abril, te deja Alex porque se va de Erasmus, tres semanas y conoces a Jose, y hay un terremoto letal que hoy en día aún notas las secuelas, luego vienen Rafa y Juancar en un arrebato de querer vivir una historia de pelicula a dos bandas mientras hierven en ti las ganas de probarlo todo, pasa el verano, Lucas y la noche, vuelves al equilibrio interior y aparece Nestor y su forma de ser que te desarma a la hora de sacar tu parte egoista e intentar utilizarle para pasar un invierno acompañada, no, Nes no se merece eso porque Nes te trata como hacía años que no te trataba nadie y no le puedes hacer eso, sin embargo poco a poco te va gustando pero no tanto como te gusta/ba otro...

Y aquí estás, eligiendo seguir "sufriendo" y por fin intentar ser feliz.
Jamás pensaste que le cogerías tanto cariño al sufrimiento.

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Fin de la partida 1


LO HAS HECHO FATAL.
Y lo puedo decir más alto pero no más claro.
Has jugado la partida muy rápido joder, me has hecho un jaque pastor cuando yo lo que quería era una tranquila pero excitante partida de ajedrez. Queria ir matando primero a tus peones, luego a tus caballos, me matarías mientras quizás el alfil y a la reina y yo mordería el suelo ( o en este caso la tabla) rabiando por tu inteligencia pero me picaría porque puedes conmigo y seguiría jugando.
Muy mal Nestor, muy mal de verdad
¿Cómo se te ocurre decirme que te gusto?
¿Porqué? ¿Porqué ahora?
Creo, irremediablemente, que se acabó el juego.

martes, 18 de noviembre de 2008

M-a-r-t-a


Hoy me he hecho un piercing nuevo.
Ahora soy M-aro de vaca jeje.
No siempre estoy ñoña.
Felicidades isitis, AMIGA.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Cita


Querido Nes:
Otro día más te escribo. Hoy me llamaste al timbre y yo no quería bajar, bueno, tu creerías que me estaba poniendo las zapatillas o peinando pero estaba contra la puerta de mi habitación arañando la madera esperando salir con ella volando y verte en pequeñito y navegar por el espacio exterior y no tener que verte ahora, porque ahora es cuando empiezo a ser vulnerable, cuando te voy entendiendo un poco más, cuando tus problemas son los mismos que los mios, cuando me hablas y me miras con tus faros de luz azul.
Me armé de valor y dije que ni me maquillaría ni me arreglaría y bajé con la ropa más tirada que llevaba meintras tú olías a colonia cara y estabas recien afeitado. Y estabas problemático hoy, estabas cabreadísimo porque te habían tirado del piso y yo te escuchaba en silencio sopesando si tirarme del coche en marcha o si seguir imparablemente hacia el precipio contigo en ese coche. Pero seguí y te dije que me dabas miedo, y tú cambiaste la expresión y dijiste que jamás te tuviera miedo. Pero te tengo porque me puedes estar empezando a gustar y mucho, porque las horas en ti son segundos y porque encontrar un espejo del sexo contrario no es fácil, nada fácil.
Luego me pasé toda la tarde pensando porque no me había arreglado y tenía esa cara tan blanco cadáver y que así jamás te gustaría (¿pero no habíamos quedado en que no quería que me gustarás y por eso iba tan fea?) y aquí estoy con las manos temblando expectantes y los remordimientos a flor de piel. Porque ahora lo quiero todo, mañana lo pensaré en frío y no te querré ver más.

domingo, 16 de noviembre de 2008

N de Nada, N de Nes


Querido N:
Eres mucho más problemático de lo que me imaginaba, mucho más que lo que considero placentero y mucho más de lo que quizás pueda soportar mi acolchada y simple rutina, no sé, creo que contigo hay pocas cosas normales y el ponerme a tu altura me cuesta un rato.Yo confiaría a ti sino fueras saltando de un mundo a otro por segundos, si al menos yo significará lo mismo todos los días y no fuera material volátil en tus sentimientos.
No sé, creo que no debo de arriesgar tanto, tanta independencia ganada, tanto orgullo en su sitio, tan poco en lo que pensar. Así estoy bien, sí y tu con tus cambios de actitud propios de mi yo más patológico y me recuerdas a un coche de choque en una autopista de tranquilidad, un coche de choque puñetero que no para de darme golpes para que me gire y le dedique un poco de atención pero luego te esfumas...

¿Quién de los dos es más vulnerable?al final de la partida lo sabremos

sábado, 15 de noviembre de 2008

Yo te invito...tú decides


Te invito a mi vida, N, te invito para que te des un paseo y mientras yo te observo desde lejos para ver cómo te comportas, cómo te despiertas cada día y cuántas veces me haces reir a la semana.
Mientras te invito te pruebo y mientras tu pruebas cómo es estar dentro de la vida de Marta subido a un vagón en medio de una montaña rusa de risas y lágrimas. Porque si lo que quieres es evitar los problemas no estás invitado.
Bueno pongamos que lo intentas, intentas conquistarme con tus ojos azules y tu sonrisa de medio lado, quizás me pegues algún gesto como me pego Victor el torcer la boca cuando no sé que decir, quizás me contagies tu confomismo como intentó sin éxito Alex,aunque lo veo difícil porque has llegado en un momento tan dificil de llegar a mi...te va costar N, pero tu eso aún no lo sabes porque M se porta bien contigo y te pregunta cada día cómo te ha ido el día porque M sabe que te hace ilusión que te presten atención, M lo sabe porque tú eres como M solo que M ya no se muestra sino que se deja entrever y tu te has desnudado desde el primer momento. Quizás ha sido un craso error.

Venimos de mundos totalmente diferentes, jamás saldría contigo, jamás pero me dije un día que si conocía a alguien igual que yo le seguiría hasta el fin del mundo, o al menos hasta el fin de Valencia, que en este momento es el mundo. Y aquí apareces de repente, tan frágil y tan débil, tan inseguro y a la vez tan consecuente, apareces como un reflejo del espejo de mi baño cuando me peino o cuando lloro, apareces como un aviso de que no todo son ventajas siendo soltera y líandote sin ningún tipo de remordimiento con cualquier tio que te guste un mínimo, que quizás las cervezas y las conversaciones tengan que posponerse porque a lo mejor estoy encontrando en ti, N, un recipiente para reciclar mi propia mierda, mirarme en ti y saber en qué fallo.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Between the bars


Elliot Smith es tristeza embotellada, a la vez que suavidad en estado puro. Es lo más parecido a mi yo paralelo y el escalón antes de llegar a ti. Está entre los dos, entre mi manera de recordarte y tu manera de olvidarme, Elliot Smith es nosotros y como nosotros está muerto porque él lo decidió así, al igual que nosotros decidimos morir y renacer en cuerpos separados.

lunes, 3 de noviembre de 2008

El circulo polar está en Valencia


Respira por los dos porque dos más dos son uno y mi pasado y tu presente son medio.
Mírame, te he soñado hoy y he descargado mi rabia contra ti, te he matado a abrazos, te he pegado dos porqués y has llenado todo de sangre, te he apaleado con mis labios y te he ahogado con preguntas hasta que moriste de recuerdos, porque ni tu tienes el corazón en la nevera como quieres aparentar ni yo muero por ti todos los días.
Simplemente me gusta reconstruirte las trescientossesenta y cinco noches del año en otros amores, en otros besos, en otras camas, y antes que tú fueron otros y a esto es a lo que me dedico: esculpo las dos almas que más he querido en muchísimos cuerpos y así os hago inmortales.

Algún día te acuerdas de mí, lo sé, sobretodo los días que más brilla el sol pero dentro de ti llueve a cántaros y las pastillas no te devuelven una parte de ti que te dejaste en mi. A veces te metes en mis iris y tu piel se tiñe de verde, buceas, sonríes y me acaricias las pupilas y por eso te veo siempre cuando sueño porque entonces eres el niño de mis ojos.

martes, 28 de octubre de 2008

Marta o yo


Que yo como todo el mundo tengo mis necesidades. Que estoy echa de galletas tostarica-lecheconcolacao y pildora anticonceptiva nada más levantarme. Que yo bebo Nestea en invierno o verano en el Parterre con Laura a las 9 de la noche antes de coger el 71 y solo acepto Nesteas comprados en el Mercadona. Que yo necesito abrazos para respirar. Que me encantan los niños pequeños disfrazados de animalitos y lloro de pena con la mayoría de las películas tristes. Que lloro siempre en silencio, siempre girando la cabeza para que nadie me vea, para que nadie sepa que la máscara de persona superfuerte es solo eso, una máscara.
Que siempre sueño que me pasa lo más chungo que me puede pasar:enamorarme de la vida que tengo hoy en día, mi reto más dificil. Que yo, como tú,estoy hecha de pequeños miedos y sobretodo de ilusiones...

sábado, 25 de octubre de 2008

Musos


Se buscan musos para ser inspiradores de los versos más adorables del mundo.
se buscan musos para contemplarles con cara de embobada y besar el suelo por el que pisen.
se buscan musos para no caer en una vida llena de drogas de monotonía como el trabajo, la universidad, los mismos pubs de siempre, la misma gente de siempre.
se buscan musos para seguir con mi elección de no ser feliz de momento.
se buscan musos para poder seguir recibiendo una de cal y una de arena.
se buscan musos para seguir teniendo temas de los que hablar en el café de las amigas.
se buscan musos para la nueva temporada de las 7y27.

Porque los que antes fueron musos acabaron siendo reales y dejaron de ser simple fantasía, por eso, necesito otra vez nuevos musos

miércoles, 22 de octubre de 2008

Otoño en la jaula


Hoy llovía pero me daba igual, y salí sin paragüas a posta para a ver si de una vez mi cuerpo volvía a reaccionar pero me volvió a dejar tirada. El rimmel corría a chorritones por mis mejillas mientras la lluvia me golpeaba en la cara con fuerza y mi mirada vagaba totalmente vacía por encima de gente y lugares y no se detenía en nada ni nadie. Y otra vez arremetía contra mi misma por no vivir, por vagar, por no sentir y por pensar, porque últimamente me doy cuenta de que nada me eriza la piel desde hace meses, que cada día soy mas insensible a todo lo que ocurre a mi alrededor, que ya no sé lo que es emocionarme ni llorar.

Que alguien me saque de mi jaula de hielo, por favor.

domingo, 19 de octubre de 2008

Confío en ti


Confío en ti y confío también en que existen mil factores dependientes de mi que harán que lo joda todo cuando no acabe de empezar. Confío en que soy una metepatas y en que ando siempre mirando el reloj apurada en cuestiones de amor, así, tengo mil proyectos en la cabeza que nunca se materializan porque falta la argamasa de los cimientos: el tiempo.

Confío también, en que confíes en mí sin a penas conocerme, que confíes en que te puedo dar un poco de esto y un poco de aquello pero sobretodo tienes que confiar en que te puedo hacer feliz, confío, a su vez, que quizás tengas el raciocinio suficiente para saberme llevar y saber cuando debes pararme los pies y cuando debes dejar que me equivoque.Confío en que estes pensando tanto en mi igual que lo hago yo en ti desde que te vi, confío en no asustarte cuando te mire fascinada o cuando te diga si te puedo dar un abrazo, confío en que confíes en esto porque si tu no confías estaremos perdidos.

jueves, 16 de octubre de 2008

a dia de hoy



Debería de ser menos cabezota.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Mi mano.mi pie.tu mano. mi pie


Hoy me acordé de ti/nosotros cuando se hacía de noche porque lo nuestro era ignorarnos de día y vivir nuestro propio culebrón de noche. También recordé el calor de Almería pegandonos a las sábanas y de tus celos enfermizos y nuestras peleas a gritos en la puerta del Indalo y nuestras reconciliaciones y cuando llorabas porque te sentías solo. Y me he acordado de ti/de mi/de las noches como un mapa de canciones.

En tus ojos oigo Broken Promises de Placebo
En tu nariz oigo Dame estrellas o limones versión Niza
En tu boca oigo Canción húmeda de Ivan Ferreiro mientras fluyen las notas por mi garganta y tu solo sientes no tener más saliva para mezclar con tu canción
En mis ojos escucho Lost! de Coldplay mientras van acostumbrandose a tus facciones tan perfectas, tan fieras, tan diferentes a los demás con los que estuve
En mi nariz huelo Junk Bond Trader de Elliott Smith mientras me acostumbro al olor de tu pelo
Y en mi boca saboreo Blimea de Portonovo, porque no hay más que decir.

Y en el tacto de tu piel se escucha Saeglopur de Sigur Ros porque no se puede expresar de otra manera el terciopelo.
Y en tus brazos suena Santos que yo te pinté de Los Planetas mientras que me rompes 3 o 4 costillas en abrazos sinceros y que piden auxilio.
Y en las sábanas se oye Don´t make sound de Azure Ray, porque el momento jamás lo viviremos así...

Estado de


Acabo de venir de conocer a una familia gitana de politóxicomanos y de entrar en su particular infierno y en su casa que jamás vi una igual.
Estoy en estado de shock, no puedo escribir hoy, lo siento.

martes, 14 de octubre de 2008

:


No soy yo quien te escribe.
Puesto que no piensas decir quien eres seguiré la marcha normal de mi blog.

.


Se acabó el juego.
Repetir mis palabras ocultandote no servirá de nada.
Nada.
Déjalo ya. Parece que jamás nos llevaremos bien y no sé porque te empeñas en ello.
Es que no pintas nada por aquí, es que ésta es mi intimidad y no sé porque vienes a tocar las narices.
Enfin.

22:33


Odiaría perder mi libertad
al saber que tú me lees
así que prefiero pensar que no eres tú quien me escribe
porque no tienes nada más que leer
porque los caminos se separaron con el verano
y porque el equilibrio (entre nosotros) es imposible.

domingo, 5 de octubre de 2008

La casualidad que buscaba



Esa era la casualidad que andaba buscando. A veces pensaba que jamás se daría sobretodo cuando oí hablar a Pepe de que Los Amantes del Círculo Polar era una mierda de pelicula, cosa que jamás admití pero por un tiempo empecé a dejar de creer en las casualidades puesto que la que yo quería jamás llegaba pero llegó como llegan las mejores casualidades, cuando menos se esperan o cuanto más se buscan.

La ruleta se pone a mi favor, vuelvo al pelo más corto, empiezo a trabajar en el equipo de medidas judiciales para menores en medio abierto, vuelvo a ser asidua a los conciertos, vuelven las tardes en la ONG, de repente me entero de que he ganado un IPOD y sonrio cada tres segundos porque no hay nadie que quiera tener y no tenga, no hay nada que me haga ilusión y hoy en día no posea ( de las cosas importantes claro)

Y nos vemos en un concierto, bueno yo te miro pero no te quiero ver y tu jamás sabes que te miro pero yo sé que tú no paras de mirarme y la pregunta que me hago "¿Por ésta me dejaste?" y me parece patético que la chica-vegetal que permanece a tu lado como una estatua durante todo el concierto y a la cual no le diriges la palabra en ningún momento (yo estaba delante de ti y jamás os hablasteis) y la sangre nos bombea a mil pulsaciones por segundo, a mi de emoción y a ti de rabia.
Y las cosas siguen su curso y me conteneo delante de ti y bailo e incluso me olvido de que estás rozando mi espalda, fuego cruzado entre las balas verdes de nuestras miradas: duras y expectantes, altivas y orgullosas. Y jamás te atreverías a decirme nada puesto que sabes cómo has sido conmigo y no podrías mirarme a la cara pero sin embargo me esperas me esperas y sigues esperando que me giré y te diga hola y mis pupilas se acostumbran cada vez a huir de tu pelo negro y de tu sonrisa de dientes de leche.
Y yo solo pienso en que está era la casualidad largamente maquinada, la casualidad donde tú te das cuenta que me has perdido y donde yo me muerdo los labios por no decirte te echo de menos.

Y llego a mi casa y me mandas un sms, y solo dije en voz bajita "lo sabía" porque no eres tan desconocido como crees, porque ya sé tu sabor y sé lo que piensas, y me dices que aquel vegetal que te acompañaba era tu exnovia que vuelve a ser novia (lo sabia...) y que te hubiera gustado que te hubiera saludado que me querias contar cosas.. y que te habia defraudado y yo me pregunto: ¿qué es peor no saludarte o desaparecer 3 meses sin ningún tipo de explicación?

Sí, estoy contenta, sí, ya no espero nada más:D

domingo, 28 de septiembre de 2008

Y ¿que más da?


Que la lluvia arrase todas las avenidas de la ciudad.
Que un agujero negro de dimensiones sansónicas se coma todo lo bello.
Que una llama constante reduzca a cenizas los recuerdos de todos nosotros y nos borre nuestra propia conciencia.
Que todos los periódicos del mundo anuncien el apocalipsis y las canciones se queden mudas.
Que los museos se vengen de nuestra ignorancia y sean casas del terror en nuestras pesadillas.
Que las cámaras de fotos sirvan de juguetes para los niños de 3 a 18 meses.
Que las noches sean todas como la noche más larga del año y que la luna se quede encalada en el arbol de la noche y no haya niño capaz de recogerla para dar paso al sol.
Que las cárceles queden vacías de asesinos y los asesinos queden llenos de remordimientos y autodestrucción.
Que los libros queden en blanco y las letras se mojen de ternura y nostalgia.
Que las miradas se apagen para siempre.


Que jamás me sea indiferente el mundo y todas y cada una de las emociones que siento cada día.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Otoño(ño)


"Viene el frío o al menos momentáneamente y piensas y te sugestionas con que seguro que el otoño traerá el bajón y las ganas de nada.
Pero tranquila, yo seré tu ángel guardián y lucharé para que este otoño sea el mejor de todos. Buenas noches,cariño"

martes, 23 de septiembre de 2008

Blimea


(Lo sé, esto es demasiado, jamás actualizo dos veces en un mismo día pero esta letra es tan súblime y tan autodescriptiva que no he podido frenarme)


Te he contado algunas cosas,
me he callado muchas otras.
De las pocas que te he dicho,
me he inventado casi todas.

No puedo contarte todo
o te volverías loca
y entonces no me querrías
como me quieres ahora.

Pero se nota que miento,
no sé decirte mentiras.
Si te has creído algo
será porque tú querías.

No te sientas engañada,
si quieres arrepentida,
si puede servir de algo
diré que la culpa es mía.

Tal vez hoy te digan todos
que pareces transparente,
que se te ven los recuerdos,
pero a ti es difícil verte.

Yo he aprendido nuevas formas
para poder entenderte
y me fijo en los reflejos
de tus ojos en la gente.

No puedo contarte todo
o te volverías loca
y entonces no me querrías
como me quieres ahora.

Pero se nota que miento,
no sé decirte mentiras.
Si te has creído algo
será porque tú querías.

No te sientas engañada,
si quieres arrepentida,
si puede servir de algo
diré que la culpa es mía

Una mirada inerte


Últimamente andaba buscando la inspiración que, un buen día, me dejó tirada en la cuneta para no volver (en lo que yo pensaba) jamás. La busque como se busca a un perro perdido o como se busca la casa de tus sueños, es decir, con una mezcla de ilusión y desespero. La busque en obras de arte, fotografías, la busque en libros de metafísica y en las olas del Cantábrico, también intenté en mi fugaz encuentro con Unax Ugalde incluso la busque en las calles de Berna, sí, fueron varios los aviones y la inspiración no aparecía.

Hoy, segundo día de vuelta a la rutina, llovía. Cuando llueve en Valencia todo cambia,no estamos acostumbrados a los nubarrones y menos a la lluvia y ami eso me hunde, me duele la cabeza y mi ánimo baja a bajo mínimos, en Valencia la lluvia es Satanás aunque confieso que en el fondo (igual que muchas otras cosas que odio) me gusta. Iba en el autobus, en el de siempre, con los que siempre cogemos el bus a esta hora, y subió la señora gorda de siempre que huele mal, el abuelo verde de siempre, los estudiantes de bachillerato del Luis Vives de siempre, todo era como siempre excepto la lluvia y el elemento que me devolvió una inspiración que ya creía muerta.

El elemento en cuestión hizo su aparición en la calle Quevedo, apareció en silla de ruedas ayudado por un chico sin nada especial. Nada más verlo un escalofrio me recorrió electrizando cada milimetro de mi piel y pensé que jamás había sentido eso, jamás porque jamás había tenido la muerte sentada a mi lado.
Era un chico de unos 25 años que pasaba sus últimos días sentado en una silla de ruedas, mi ojo de trabajadora social le describió enseguida: expolitóxicomano, SIDA en fase terminal con escariaciones en brazos y debilidad en las piernas, mirada perdida y totalmente vacía, ausencia de reflejos.
Ese chico no tenía vida pero tenía una mata de pelo negro rizado y unos ojos expresivos que demuestran que algún día la tuvo, no hablaba ni le hablaban ( cosa que me sentó muy mal ya que fuese quien fuese el chico con el que iba debería de hablarle un poco igual que a cualquier otra persona), simplemente miraba por la ventana y de vez en cuando me miraba a mi pero yo no podía soportar su mirada porque era demasiado sincera, me da demasiado miedo la mirada de alguien que espera la muerte y por ello no tiene nada que perder.
El trayecto se me hizo interminable, porque sentía que necesitaba hablarle pero el miedo a que pensase que lo hago por pena me detuvo, pero no sé sentí una pena y una miseria infinita viendo ese cuerpo inerte al que podrían haber tomado por un mueble.

La inspiración volvió, sí, pero con una carga de conciencia y una pena máximas.

martes, 16 de septiembre de 2008

Marta loves


Quiero querer a cualquier animal,persona o cosa que se cruce en mi camino. Solo busco querer y no me importa no ser querida, quiero querer con todo el corazón, con cada milimetro de mis pupilas, con la barbilla y con el dedo meñique del pie.
Quiero llenar de amor cada instante de mi vida y cada suspiro que regale al aire que sea con amor, que cada "Hola" que pronuncie sea la metáfora del beso más bonito del mundo.
Yo, lo que quiero, es querer.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Por las antiguas fórmulas de SPNB


Ayer hablé contigo por teléfono, me llamaste por mi cumpleaños y por un segundo casi vuelve a ser todo como antes: las risas, tu voz de gay, me tomas el pelo y te digo que eres lo peor y te ries, menos mal que aún te ries mucho porque seguramente es lo último que queda del Victor que conocí. Aunque la conversación se podría extrapolar a cualquier momento de hace un año los dos sabíamos que las palabras eran las mismas pero no el fondo desde donde las lanzabamos, yo no tenía un nudo en el estomago ni las manos me temblaban y tú sabes que cuando cortaramos la comunicación no volverías a pensar en cada palabra que me dijiste para cambiarla al día siguiente. Hemos cambiado, claro, te conocí con 18 y yo ahora con 20 y tú con casi 26 miramos más alrededor y menos a nosotros mismos, qué cojones, no somos nosotros tu eres tu y yo soy yo y ahora no quiero estar tan lejos de ti y no recordar el momento en que te dije por última vez que el cielo se estaba abriendo porque quiero tenerte cerca y quiero recordarlo todo pero como te veo ahora, como un amigo, un amigo que aunque todo se acabe sé que siempre volverá con el frío.

Y siento tristeza de ver que nada de lo que nos unía nos une, y que por fin, cuando me siente a tomar un café contigo no sabré de que hablar porque mis temas, que antes eran nuestros temas, ya no te interesaran porque a ti la M ya no te dice nada más que una letra del alfabeto, ni SPNB es más que una canción que te gustaba escuchar, ni Meds significa nada más que medicinas para ti y quizás incluso ahora me veas como una niñata flipada que tiene que madurar, no lo sé, a veces pienso que solo te intereso(como colega) porque soy la parte cambiante de tu vida, la que te puede aportar broncas y alegrías o todo a la vez.
Bueno, pero en el fondo ver que aunque todo ha cambiado sigue existiendo un mínimo de cariño me anima ha intentar sacar lo mejor de ti y a esperar ese café que llevo un año y medio esperando.

lunes, 8 de septiembre de 2008

ME JODE


No diré que me rindo, porque jamás lo he hecho ni tampoco lloraré de mentira ni llenaré el blog de mierda sentimental, solo digo que ME JODE.

ME JODE que:
a)Después de mucho tiempo intentando desalojar el apartamento de la aurícula derecha de mi corazón, he llamado a tu puerta Jose para,si no te da la gana dejarlo vacío que al menos habites en él como un simple amigo, te he tendido la mano y me has escupido así de claro, me parece rastrerisimo que después de comportarte conmigo como una rata de cloaca pues voy y te digo joder que mínimo que ser amigos y tu ni me contestas, vamos es qué aparte de sentirme yo con dignidad cero me demuestras que he sido para ti una forma de revalorización a los ojos de tu exnovia (nada más infalible que demostrarle que ha perdido que si está con otra)

b)También me reconcome que el garrulo con el que me lié este verano (lo que no quita que me acabara pillando de él) me entere de que está metido en movidas de drogas y que ha vuelto con la gitana que estaba por eso no me contesta las perdidas, es que valgame, en qué movidas me meto dios santo...yo que soy una persona normal y corriente y he dormido con una especie de Duke a lo gitanaco, por dios es que lo flipo.

c)Por último, me repatea que no haya nadie(hombre)que pierda un segundo de su tiempo en mi de una manera desinteresada, que no haya ningún tio que me valore un mínimo y que se interese por mi, no, no lo hay, deberé de seguir extinguiendo mi instinto reproductor con cuerpos-objeto y garrulos drogatas, ¡joder, qué panorama! o bueno puedo pasar un año mistíco-ascetico y consagrame a la vida de retiro sexual y afectivo...¿Quién da más?

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Ella,el reloj. (metáfora de antes del verano)


Ella esperaba debajo del reloj, y las manillas iban formando ángulos de 90 grados, de 180 mientras la gente volvía de trabajar a sus hogares hasta que, como todos los días, el reloj se convirtía en un luminoso ángulo de 360º. Sin embargo en su rostro no había asomo de tristeza,desesperanza o impaciencia. Ella jamás flaquearía mientras el reloj estuviese allí dándole un nombre y un número a su espera.
Por la estación solían pasar mamás con sus niños de dientes mellados, amantes con hambre de besos, viejecitas de pintalabios caducado, vagabundos que se paraban a charlar con ella debajo del reloj, estudiantes pensativos y perros sin dueño.Todos pasaban, nadie se quedaba.

Un día pasó un chico por su lado y se sentó con ella debajo del reloj, repitió este ritual 6 meses a la misma hora, se sentaba y dejaba que ella le mirara, le tocara, le
contara pero jamás hizo nada, el chico se limitaba a acompañarla en su espera y ella no sentía ni frio ni calor por él, solo sentía su hombro y su cuello cuando ella alzaba su cabeza en su interminable espera. Una tarde, como todas las demás, el chico apareció cabizbajo y dijo que ya no volvería más, que su verdadera estación estaba muy lejos y que ya no podría acompañarla más tardes en la merienda de ella, el reloj y él. Y entonces ella sintió que no podía respirar,no le quería ni estaba enamorada de él pues más bien era un chico-objeto pero ella se imaginaba volver a la soledad de su espera sin un hombro a su lado y se le dormían las manos de miedo y pena.

Y ella prosigió su espera, tic tac las nueve, las doce, las dos, las cinco, las siete, el día uno, el día diecinueve, el día veintiseis y el calor se materializó en diminutas perlas de sudor en su frente y el cambio de estación le hizo plantearse por unos segundos(solo por unos fugaces segundos) si debía proseguir su espera o marcharse a casa de una vez. No. Siguió.
Una tarde, a través de un escaparate vió unos ojos que le miraban con extrañeza, eran como los suyos, eran verdes y eran venenosos, esos ojos tenían cerca una sonrisa infantil y pelo azabache cuidadosamente peinado, y el salió del escaparate, que resultó ser la tienda de su novia y dijo que odiaba estar en esa tienda que preferiría pasar un tiempo debajo de un reloj y ella le cedió la mitad de su asiento. Y él vino tarde tras tarde a hacerle reir, a contarle sobre viajes lejanos, a cantarle al oido, a meterse con ella, a hacer planes para cuando ella dejara el reloj de lado, el le cogía de la mano y le decía que ya no había porque seguir allí que corrieran, que se bañaran desnudos, que desgastaran las suelas de los zapatos por Valencia pero que debajo de un reloj él se ahogaba pero ella, ella..no supo decidir a tiempo y él un buen día le dejó una nota en la silla que ponía "vuelvo al escaparate".

domingo, 31 de agosto de 2008

Eme vs Marta


-Dime que ves.
-Te veo a ti.
-¿Qué ves en mi?
-Algo nuevo ¿no? No sé es como un brillo nuevo en tu mirada, o una delicadeza recien nacida en tus gestos, no sé como explicartelo...
-Explícate mejor, eme.
-Ay Marta no sé, es como que este verano ha hecho que salgas de tu vida-embudo, del vicio de las almohadas propias a la calidez de las ajenas, has dejado las medias tintas y has sentido por cada poro de tu piel las emociones dejando correr rios de sentimiento por los caudales de todo tu cuerpo, has experimentado, has corrido y te has desnudado y has deseado muchas más cosas.
-¿Más?Creí que siempre había deseado platónicamente demasiado.
-Sí pero ahora pero lo extracorporeo se reencarno en torsos y en metas y todo se podía tocar y el deseo se masticaba en aquel cuarto, sí, claro que lo recuerdas, jamás te sentiste tan tranquila, con tu deseo anudado en tu espalda susurrando cosas que un deseo platónico no te susurraría.
-También los deseos extracorporeos son menos dolorosos en su pérdida que los deseos con nombre propio.Piénsalo.
-No tengo nada que pensar, lo tengo claro, prefiero sufrir que no sentir nada, prefiero ilusionarme tresmil veces y desilusionarme otras tresmil a meter mi corazón envuelto en papel de aluminio dentro de un congelador a esperar el amor verdadero.

domingo, 10 de agosto de 2008

Pesan los inviernos


Sí, estoy bien, en general sí.
Aunque a veces me pesa, me pesa el sentimiento de vacío y de vértigo, de ser causa y consecuencia de la dinámica envenenada de mi propia infancia, de un modelo permisivo y raro de educación, de estar atrapada en el cajón de problemas de mi propia familia.
Me pesa, también, la ausencia de lo útopico en determinados momentos de mi vida, como este, cuando ya he dejado de pensar en un rencuentro con viejos amantes, al menos pensarlo me mantenía con la cabeza ocupada, ahora muerdo el asfalto, muerdo la almohada, muerdo todo lo que está a ras del suelo, no me puedo elevar..

Y me pesa también, hacerme mayor con esta cabeza absurda, que jamás le da por madurar, que se tropieza y tropezará siempre que le digan te quiero, que siempre irá a por el débil y rechazará al fuerte. En un mes, son 20, 20 inviernos por dentro, 20 años por fuera.

viernes, 8 de agosto de 2008

Un él


Tiene los ojos de un negro y de una tristeza tan oscura que te pone los pelos de punta el pensar qué de catastrofes humanas o del corazón ha presenciado esos iris cromáticamente indefinibles. Su nariz, sencillamente perfecta, pequeña, recta, infantil. Una sonrisa hechizante, contagiosa, su poder rozaba la magia negra, su luz cegaba a las penas.Antítesis.

Tiene un cuerpo milimétricamente proporcionado, unas espaldas gigantes, unos brazos que me sirvieron de escudos de la toxicidad de la distancia, un metro ochentayseis centímetros de miedo, inseguridad y máscara.Era mi antítesis, era mi polo opuesto.
Llevaba un tatuaje de un caballo en el pecho y un piercing en el pezón, tenía una voz grave y rota que me despedazaba cuando me susurraba no me dejes solo cuando solo existían las ventanas, las sábanas y la oscuridad. Y sus puños llenos de sellos de oro, de iniciales y de brillantes partían caras, partían espaldas mientras que por dentro, él se partía en mil pedazos y en mil lloros reprimidos.
Él tan fiero, él tan débil, él con su moto en la que me moría de miedo cada noche cuando le gritaba ¡No corras! y él se reía hasta el día en que nos quedamos tirados en la cuneta, él y sus miradas de odio en la distancia, sus celos, su piel extraordinariamente suave, sus ojillos de enamorado, sus numeritos y su exagerado orgullo.
Y la última noche no supistes aguantar los rumores, tu eras el "Pápa" del pueblo, y a ti todo te llegaba y lo que dice la gente te apuñala y lo que yo te diga en ese momento no servía de nada, decían que si yo me había liado con tu hermano, que sí con este que si con el otro...y tu autoestima, si es que aún te quedaba, murió y me arrastró con ella al pozo del olvido.

Puerta del pub del pueblo, anoche, tú, yo, mi amiga, mis lloros y tu orgullo, JuanCar espera joder, escuchame, ¡que no!quiero hablar contigo joder, es mi última noche, que no, que quieres...que no, lloros, no llores, me abrazas y se te rompe el alma aunque no quieras, no llores pero te vas, y me dejas en la puerta del pub como un perro que esperara siempre fiel a su amo, y dicen que en el pub te pones a llorar en la barra, y solo haces que beber, y me lo cuentan pero yo no puedo hacer más por ti, porque tú te hundes y yo, por mi tendencia a buscar chicos psicologicamente podridos y con autoestima bajo tierra, te vi en la cara el desastre, te vi la goma que sostenia tu careta.

Y ahora, mi pequeño problema, tu estás a 700 kilometros de mi, y aunque en el momento en que subí al autobus los remordimientos te pudieron y volviste a darme el último abrazo, tu te hundes a 700 kilometros y ya no me tienes ami para apoyarte y yo, desde este lado del río sufro por ti, por tu inevitable e imparable caida, porque amor, tu eres mi antítesis.

lunes, 21 de julio de 2008

El (odioso) apartamento de la auricula derecha


Sigues pensando en él, negarlo sería como negar que te encanta el chocolate o negar que amas el invierno. Tan absurdo sería negar que piensas unos segundos al día en él como decir que tus medidas son 60-90-60, vamos, mentira pura. Negar que Jose ha dejado una huella en el camino al que llevas 20 años dirigiendote sería el mayor embuste que te dirías a ti misma, porque Jose vive en ti en un pequeño y modesto apartamentito dentro de la aurícula derecha junto a los pocos recuerdos que te quedan por tu ingrata memoria. Ese apartamentito está hecho con paredes de noches y por cemento él usó abrazos de estos que no te dejan respirar para que la casa jamás si viniera abajo, como tejado usó la palabra "Martita", ese mote que tanto odiabas y como puerta sus ojos verdes infinitos y claros como el fondo del mar más bonito que puedas imaginar.

Él sigue alojado en ese apartamentito por mucho que te hayas creído dueña de esa pequeña parcela y le hayas intentado desahuciar 1.999.999 veces, pero bueno, le has avisado a su recuerdo que a la vez 2 millones no irá por las buenas y meterás a la fuerza a otro inquilino, él al menos ya está avisado. Intenté meter a L. pero Jose se puso tonto y me dijo al oido todo lo que sabía de mi y del mundo y que L. no sabía nada, que era un pobre ignorante, que era un garrulo y que nadie mejor que él para hablar de lo trascedental de la vida, que aún no le echase por favor, y cedí al recuerdo de sus noches y de su voz diciendome "Eres mi Audrey" y del tacto de su pelo color carbón entre mis dedos y me fue tan imposible desahuciarle...

Jose lleva riéndose de las tentativas de tirarle del apartamento las 1.999.999 veces que lo he intentado, se ríe de todos los aspirantes a ser nuevos huespedes, se ríe de mi futuro con ellos, los señala y se parte así de fuerte. Sin embargo, el viernes por primera vez Jose tembló de miedo y toda su casa sufrió un terremoto de un 8 en la escala Ritcher, se le calleron encima cuadros, fotos, paseos, mano sobre mano, cervezas en el Tornillo y insultos cariñosos varios. Todo tembló y él tembló con convulsiones realmente de pánico al ver que su reinado se veía amenazado por un huesped que llamaba a la puerta con un puño que parecía una maza y unos ojos como pozos que desafíaban el verde ñoño de los de Jose. Sin embargo, por desgracia mia y para suerte de Jose, solo fue un susto puesto que la mala suerte hizo que me fuera corriendo sin siquiera preguntarle su nombre y después de haber hablado de temas vanales leyendonos los dos un beso en la boca, un beso que jamás se pudo dar, y por ello sigue alojado el señorito en el apartamento. Pero se lo he advertido, la próxima vez se va tener que ir cagando leches.

domingo, 20 de julio de 2008

La canción era Seven Eleven ( o crees que no me he dado cuenta)


Hoy ha sido mi último día de hospital, voy a dejar lo que más me ha hecho crecer en la vida, con lo que más disfruto, pero necesito jugarmelo todo a una. Estoy jugando al poker con mi vida y en el centro de la mesa mi futuro y ni siquiera sé que cartas tengo, sin embargo, es emocionante. Tengo claro que cuando una puerta se cierra se abre algun tipo de ventana.

Toda la vida he sido una persona extremadamente cautelosa, comedida, responsable, tímida en el fondo, sin embargo llevo una época caótica, llena de decisiones impropias de la Marta que yo conocía y con una firme determinación que, esto si me acojona, ha hecho que me dé cuenta de que algo en mi ha cambiado y esa determinación es que no quiero nada serio con nadie. Últimamente he entrado a chicos, he desaprovechado algo duradero, he dejado mi trabajo en el cual era fija, me he teñido el pelo de mil colores, he diseñado mi siguiente tatuaje, he bailado yo sola en una pista de baile vacía como si me fuese la vida en ello...no sé, no sé que me pasa, jamás habría dado un paso en falso si no supiese que bajo de ese paso habrá una baldosa sólida que me garantizará mi estabilidad.

Y me lo he jugado todo a Septiembre, a saber si me voy o me quedo, y si me voy empezaré trabajando en psiquiatría en septiembre y en febrero me iré y si no me voy volveré al trabajo si puedo. Y mientras, hay varios planes a la vista, eso sí, mi propuesta es no enamorarme en todo el verano. Y algo me dice que este verano lo conseguiré

viernes, 18 de julio de 2008

Cumpleaños total


Hoy parecía ser su noche, era el cumpleaños de mi mejor amiga Laura, 20 años y 6 a mi lado. Se esmeró con la ropa, después de andar toda la tarde de ayer en busca de su camiseta negra soñada para pasar la noche de su cumpleaños la encontramos a 5 minutos de que cerraran en Blanco, cuando la cara de Laura ya era todo un poema de frustración y cansancio. La vio, se la probó y se le iluminó la cara, me encanta verla feliz y me alegré por ella mientras me comía la cabeza con qué cojones me iba a poner yo, las opciones no eran muy alentadoras: vestido de cuadros azul o vaquero con camiseta escotada, y una, como no tiene muchas tetas, esa opción tiene menos efecto que si me pusiera un cuello alto en verano.

Esta mañana, como es habitual en mi dejarme las cosas para el final, me acordé de que en los cumpleaños se regalan cosas! y me fui pitando con mi madre al centro, a una tienda de bisuteria selecta que le mola mucho a mi Lauri y le pillé un foulard y un collar, luego como quien no quiere la cosa fui a Pull and Bear y de repente lo ví...encima estaba de rebajas..un vestido negro tubo por algo mas de encima de las rodillas, apretadisiismo y que se atabaa al cuello con una especie de circulo de tela, no sé precioso...me marcaba algunas mollas pero pensamos al unísono mi madre y yo que ese vestido era perfecto para una noche como el cumpleaños de tu mejor amiga.

Y ahí estaba a las 10, con mi vestido, el pelo en una coleta alta, me pinté los ojos de una manera que me imponía mirarme al espejo de duros y fríos que eran con una sombra negra que me costó la vida, sandalias negras de pedrería, bolso negro retro y pendientes gigantes. Sinceramente, estaba bastante guapa.
Realmente hacía meses que no intentaba arreglarme, que no quería "perder tiempo" poniendome guapa, pero hoy era algo especial.

Cenamos en el chino de rigor, paseo y entramos a la velvet, las primeras...solo estabamos los djs y nosotras, charlando entorno a dos heineken k se fueron multiplicando hasta que la noche se volvió de seda en mis manos y el mundo giraba entorno a mi que bailaba en la pista de baile con los ojos cerrados homenajeando a los brincos, la chica ye-ye, y algo de los campesinos y musica grunch, yo extasiada miraba la bola de colores que iluminaba la estancia y reía y bailaba y no existía ni un nombre masculino en mi memoria, solo existía la noche, la música y mis pies hiperactivos. Me sentía observada por los pocos chicos que habían ya que solo yo y mi amiga bailabamos poseídas de un espirítu ochentero que se calaba en nuestros poros. De repente abrí los ojos y vi que él me estaba mirando, era bajito fue lo primero que pensé, sería más o menos como yo, 1,70, inmediatamente me fije mejor y vi que tenía ambos brazos tatuados a muerte, y en la pierna una gaviota old school, que va ser mi siguiente tatuaje. Creo que fue en ese momento en el que se me activó el sexto sentido y empezó a maquinar cómo coño se entra a un hombre porque yo nunca lo había hecho. Laura estaba rollo no me dejes sola y le dije que no, que tranquila, pero yo quería conocer a ese tio que llevaba un piercing en la nariz, los ojos afilados y los brazos absolutamente envueltos en arte.

Sé que él llevaba toda la noche mirándome, solo necesitaba decir una tontería y todo empezaría a volver a empezar de nuevo pero en otro cuerpo, más pequeño y más fuerte que ningún otro. Le pego el último trago a la Heineken, ahí voy "Perdona...¿Dónde te has hecho el tatuaje de la pierna? Es que me quiero hacer otra gaviota old school y...Sonríe pero es una sonrisa rara, lo veo fiero para sonreir, "En Massanassa" "Buaa a tomar por culo" Total empezamos a hablar de tatuajes y no sé que cojones me empezó a contar de sus tatuajes pero yo no le escuchaba le miraba y sus amigos le daban codazos y mi amiga que si jo que no le deje sola y entonces me viene el amigo feo a fardar también de sus tatuajes pero no sé como quitarme al amigo feo, porque mi amiga quiere que nos vayamos ya y tira de mi brazo y yo quiero al bajito jolin, "Bueno, mi amiga y yo nos vamos" "Yaaaaaaaaaaaaa? A dondee?" "A casa..." "YAaaa?porque??" "Porque vamos en bus que luego no tenemos como volver" "Nosotros llevamos coche" "Lo que diga mi amiga..." Mi colega se pira enfadadisima sin despedirse y yo me voy detras y oigo de fondo un espeeeera pero no me puedo entretener, he acabado la noche con mi mejor amiga toda cabreada por esa gilipollez..

El detalle que yo no me habia fijado pero mi amiga sí es que eran skins, genial, sus tatuajes tenían algunos de ellos una simbología que yo desconocía pero mi amiga no. Enfin...

miércoles, 16 de julio de 2008

La muerte y yo


Cuando tenía 9 o 10 años una niña que vivía en mi calle se murió, se pegó un golpe en la cabeza jugando y luego los médicos le dijeron que no era nada y a media noche sus padres se levantaron a ver como iba y la encontraron muerta.
A mala hora me contaron todo, porque la historia de esta chica me emparanoió con la muerte de manera brutal, si me golpeaba levemente la cabeza yo chillaba histéricamente que fueramos al médico, no quería comer nada porque me dió la paranoia de que si comia me atragantaría y me moriríá, perdi 15 kilos de negarme a comer y también de negarme a beber, ya que bebía poco y a tragos muy pequeños.

Quería ser una especie de guerrera en una campaña personal contra la muerte, quería despistarla porque creía que me estaba buscando igual que buscó a la niña de mi calle. Tras años en psicologos y psiquiatras y pastillas de color azul se me pasó mi fobia a la muerte y dejé para siempre de tenerle miedo.
Sin embargo, hoy en día,tengo una sombra que amenaza ser destructora para mi psique, y es la masacre de Columbine. Después de ver la peli y todo eso empecé a tener curiosidad por qué pasó y cómo fue todo, y empecé a ver cuando tenía insomnio videos de las cámaras de seguridad del instituto, testimonios, etc...y de repente, sentí un escalofrío que me decía dos cosas: te puedes morir en cualquier momento así de joven y sino vives la vida en serio y sin preocupaciones el día que te llegue no vas a saber aceptarla con dignidad y vas a suplicar volver atrás.

No sé,llevo 3 días durmiendo con mi madre, cosa rarísima en mi, asustandola cada noche a las 4 de la mañana cuando le digo "Mamá no puedo dormir", "Porque?" "No sé.."
pero claro que lo sé, vuelvo a tenerle miedo a la muerte (que no significa que piense en ella todos los días ni a todas horas, es algo muy diferente) y que al ver tantas imágenes de muerte se me han quedado guardadas en la retina y van pasando como fotogramas una vez que apago la luz. Para todo esto, el sentir la piel de mi madre al lado es infalibre, es una vuelta a la infancia.

Esto me durará unos días, los que deje de mirar cosas de Columbine o mejor dicho, los que me canse mucho por el día y tenga sueño por la noche.

lunes, 14 de julio de 2008

La cita más previsible


Había quedado con el a las 7y30, no me apetecía nada realmente pero era para decirme a mi misma "Ole tus huevos, has quedado con él para bien o para mal", no sé, era una forma de una vez más ponerme a prueba aunque todo ha salido como me imaginaba.

L. llegó a las 7y40..estaba aparcando...en esos 10 minutos estuve a punto de huir más de 10 veces, daba pequeños pasitos hasta el semáforo pero pensaba "Qué es esto de huir?! ¡Marta por favor, que no eres ya una niña..!" y pensaba lo fácil que resultaría cruzar la calle y meterme en mi portal , que al tener los cristales ahumados lo vería con cara de estupor mientras yo me consumiría de miedo y verguenza en mi casa.
Pero él llegó y tal como llegué pensé que todo iría tal y como lo esperaba: en esa tarde me daría cuenta de que somos totalmente incompatibles, que seguro que no tenía ni el graduado escolar y que no sabría quien es Almodovar o Lucía Etxebarria así tirando por lo bajo. Efectivamente todo fue así.

Se podía hablar con él de temas vanales, incluso de amor (el cual el pobre andaba buscándolo avidámente) pero no daba para más, le conté mis sueños: trabajar en una unidad de salud mental, viajar, escribir, nosé y él me miraba con cara rara, simplemente no me entendía, simplemente jamás se lo había planteado.
Ahora la trampa se reduce a una cosa: o lo utilizo sexualmente o se queda en simple conocido. Sé que yo elijo, y sé que ya no tengo nada que perder.

domingo, 13 de julio de 2008

La historia de una pobre L.


Se cambian los papeles y me creo tan poderosa que soy tan...¿ingenua? de diseñar y crear mi primera trampa. El ser inventora de la trampa y no conejillo de Indias de una trampa similar me produce una sensación placentera y poderosa, me siento más grande que ayer, más guapa que ayer, más ganadora que en años.

Mi trampa tiene como cebo una mirada profunda a través de un mostrador, una en la que mando los miles de soldaditos verdes que habitan en mis ojos a derrumbar la barrera del corazón del chico en cuestión, que le llamaremos en este blog L. La primera parte del cebo fue fácil, L. tenía un corazón grande y rojo donde el verde creo un cortocircuito en sus compuertas con lo que entré en él fácilmente, lo segundo era lo más díficil: vencer su timidez cuando tu eres una yo-me-atrevo-con-todo pero luego te cagas si te pegan una mirada dulce.
Y a L. le salía mucha sangre de una herida en la mano y amí mientras me hervía maquinando el cómo hacer que L. se quedase en esa sala de espera de ese hospital toda su vida,conmigo,porque había algo en él que me decía que eramos como agua y aceite pero que quizás una noche envueltos en sábanas de lija follaríamos uno por amor y otro por venganza a todo lo demás.

Y mientras el médico veía a L. yo maquinaba el plan perfecto para que ese ratoncito de ojos soñadores y sonrisa absolutamente hechizante cayera en mis garras de gata mendigante apaleada por sus amos. Pero el tiempo no se estiró las décadas que hubiese querido, ni a L. se le había quedado olvidada la timidez en la consulta del médico, con lo que nos despedimos con un "Bueno, se me olvidaba, yo soy L." "Yo M" "Bueno...pues...me ha dicho el médico que guarde reposo, ya sabes" "Si, ya entiendo, sí, cuídate..." "Sí...cuidate tu también eh" "Sí, que te vaya todo muy bien eh..." "Sí, a ti también" y L. no se quiere ir y leo la frase "NO ME DEJES MARCHAR" en sus iris y en sus pasos extremadamente lentos. Y cuando por fin lo vi alejarse se me acciono el resorte de "¡Pero que ese tio tiene algo especial Marta! Ves detrás ya!" y salí, pero ya no estaba, y me recordé a las películas pero sin que un director de cine me salvara ni me organizase un encuentro sorpresa con la sonrisa de L.

No fue Almodovar quien me salvo, pero si una fuerza del destino reencarnada en mano amiga que me paso su telefono de chorra, eso sí, solo el fijo. Y ahí estaba yo, con el número de L. mirandolo totalmente ilusionada/desanimada, eso no era para mí, jamás había dado el primer paso en nada y ahora me encontraba con un o-lo-tomas-o-lo-dejas(y pierdes una oportunidad de podría ser de oro) y pasa el día entero con un papelito con 9 números garabateados en un bolsillo de mi uniforme.

Pero no me atrevo.Y todo el mío me empuja al precipio. Y lo hago.

"Hola¿está L.?de parte de Marta" "Sí, ahora se pone" "Hola..? "Te preguntarás que Marta soy ¿no?" "Si..." (me tiembla la mano que sujeta el teléfono, menuda mierda de comienzo) "Soy la de ayer, la del hospital" " Alaaa, hola!" "No sabía si llamarte, no sabía si te molestaría, no sé, me caiste bien, nosé.." " No, yo también pensé en pedirte el número pero pensé que pensarías que estoy loco".. " No no..."
40 minutos después, él me pidió mi número y me dio mil gracias por llamar y yo se las di al destino.

Y aquí estas, mi pequeño L. entrando en mi espiral, formando parte de lo que será mi final como sujeto pasivo del destino y mi comienzo como sujeto activo. Y me jode, me jode muchísimo que hayas topado conmigo porque ser asesina y no asesinada no es lo mio y menos con alguien con tanta pinta de bueno como tú, pero amor, no eres mi tipo y lo sé desde el principio. Eres y serás mi alter ego, mi desdoblamiento en la tierra, serás quien por desgracia padecera la venganza de M contra su mundo.

viernes, 11 de julio de 2008

De como se puede vivir sin rozar la realidad


Eran sobre las 16y30 y se me cerraban los ojos, no porque no me interesara Bowling for Columbine, no porque no se estuviera bien en mi cama con el aire acondicionado ni porque no hubiese dormido la noche anterior, se me cerraban los ojos porque era MI hora de la siesta y a mi si me sacas de mis rutinas fijas el cuerpo se desbarajusta y pide su parte a gritos.

Se me cerraban peligrosamente los ojos y oía la voz de Charlton Heston muy lejos diciendo "Solo me lo quitaréis muerto", y silencio, diez minutos después oí otra ráfaga de voces "¿Porqué en Canadá hay menos asesinatos? y silencio, y luego un tiempo indefinido después oí "Superviviente de Columbine" y me desperté de repente como accionada por un resorte y mientras mis ojos se iban acostumbrando a la luz, allí estaba él y me sentí por unos segundos desconcertada "¿Que hace un chico como tú en una pantalla como está?"fue mi primera pregunta, luego siguió el anonadamiento en el que me asumí hasta ahora mismo.
Él tenía el pelo negro y largo y unos rasgos helenísticos perfectos, una mirada de fuego totalmente y una docilidad cautivadora, era tímido, era luchador y vestía de por vida una silla de ruedas, cosa que no me freno en mi enamoramiento platónico sino que lo avivó si cabe un poco más, lo vi tan, tan, luchador, tan que podría enseñar tanto de la vida y tanta fuerza en su apariencia mansa...

Necesitaba conocerlo, voces desconocidas me lo gritaban, él él él...
y me pase toda la tarde intentando saber quien es
e intentando contactar con él.

Y lo he conseguido.

jueves, 10 de julio de 2008

Todas las vidas que no viví


No sé porque llevo tanto tiempo sintiendome como un pulpo en un garaje, que no soy la típica chica de 19 años lo sé y eso me acarrera consecuencias que martillean mi interior y hacen que cada día maldiga más mi destino por no haberme inculcado el gusto por las discotecas, por las dietas de las revistas de moda, por los tacones, por los sujetadores pin-up, por los chicos con mechas rubias y musculos de goma y por el carpe diem de los cojones.

Podría haber sido peluquera, cajera del Caprabo o ser una estudiante normalita con un curro en el MacDonalds a media jornada(por favor que nadie se tome en tono despectivo estos trabajos), podría haberme echado un novio que estudiase automoción o pasase los próximos 5 años intentando sacarse el graduado y me recogiese de mi curro de contrato basura en un seat panda tuneado. Podría, sino, ser una "promiscua" de las que le echan morro a la vida y aunque tengan un pandero como una catedral van con toda su cara a echarle los trastos al guaperas de turno y unas veces pierden pero otras ganan. Podría, en cambio, a ver sido la típica soy-rebelde-porque-el-mundo-me-hizo-así y fumar porros todo el puto día y olvidarme de las miserias de mi vida gritando "Sucio mundo capitalistas, abajo el capital, ¡anarquía!" y lo soltaría y me quedaría tan pancha y quizás hasta realmente pensara que todo mi vacío existencial tiene que ver con el vacío de neuronas provocado por los porros y ocupado por el eslogan prefabricado de Marx y Bakunin.

Podría, también, ser como mucha gente y tener amigos que no se parecen ni en el blanco de los ojos conmigo y cuando saliera y me emborrachara como una cuba declararles mi amor profundo aliñado de besos y abrazos para todos, podría saludar a estos supuestos miles de amigos con "Hola chocho, Hola bombón o Hola guapisimo" (todos estos estilos de saludar, que conste, que van en contra de mi forma de ser) y tener mil planes para cualquier hora del día, eso sí sumamente superficiales todos, como ir a ver "Casi 300" tirando palomitas a los de al lado o ir a Akuarela que "mola mogollón ahí con el House a toda tralla".

Enfín, que podría haber sido muchas cosas y con cualquier de estas formas totalmente contrarias a lo que soy seguramente sería más feliz de lo que soy.

miércoles, 9 de julio de 2008

Verano, puf, verano


Se me pasan los días y se me escurren como agua entre las manos,aprovechan cualquier grieta para colarse y no volver jamás, y en cualquier descuido ya se te han ido tres o cuatro, tu como si fueras una mamá pato los quieres tener todos reuniditos contigo y andar con ellos pegados al culo con la tranquilidad de que al girarse tendras todos tus días ahí.

Y aquí estoy, queridos lectores,sudando el calor de Valencia con cara de boba porque no sé que hacer con tanto tiempo libre y me imagino dentro de más o menos 15 años con dos niños subidos a mi chepa dándome capones y disparandome con su pistola ultralaser comprada en los chinos, lavando bañadores talla 2 años y deseando irme a Benidorm a leer el dominical con mi marido que ya habrá criado barriga y mirara a los culitos en tanga con los ojos desorbitados. Supongo que entonces añoraré mis 19 años y mi julio aburrido a base de cafés de Starbucks, paseítos por el barrio y búsqueda de gangas de Inditex. Si es que no tengo ni que estudiar este verano, ni me propuesto adelgazar 10 kilos(aunque no estaría mal)ni nada, joder, qué aburrido es no tener que hacer nada...

martes, 8 de julio de 2008

Presagio de un mal dia


Abro los ojos y por primera vez en mucho tiempo me envuelvo en brisa, diminutas partículas de polvo quie entran por la ventana me dan los buenos días. Como cada mañana me desperezo en la cama utilizando mis diez minutos para organizar lo que será un día monótono y del montón en unas inmensas vacaciones y que aparentará no haber sido reflexionado 10 min entre las sábanas.

Me decido a dar el primer paso del día y ¡joder! tenía super hinchado y dolorido el tobillo derecho...uy...mal vamos...iba diciendo bajito mierda, mierda y mierda cuando no llegué al primer vocablo cuando noté que tenía las anginas como pelotas de ping pong ¿habré salido de fiestaca total esta noche y iba tan borracha que no me acuerdo?
Me encamino a la cocina a la pata coja, con el pelo revuelto y los ojos aun medio cerrados, gruño(no es para menos) un buenos días y no quiero más que café granizado para desayunar (estás loca, eso no es desayuno, estas adelgazando demasiado, mira que...)pero no hay vuelta atras, quiero café granizado y en este día de mierda nadie me va frenar a tomarmelo y me lo tomo viendo Ana Rosa Quintana y con ganas de vomitar encima de todos los niños que salen bailando y madres caldosas que lloran al verlos en plató, pura mierda señores.
Entonces me ducho y ¿a qué no adivinais?sale el agua ardiendo...bien!
y despues de toda esta media hora de presagios malignos sobre el día que acaba de empezar me tumbo desnuda en la cama y me planteo si hoy me conviene salir a la calle...